domingo, 22 de abril de 2007

Denuncian la diferencia entre censados y vecinos



El censo municipal registra a 170 empadronados


Un grupo de 24 vecinos de Fanlo enviaron el pasado mes de diciembre una carta al delegado provincial de la Oficina del Censo en Huesca para solicitar la revisión del padrón municipal. La Oficina remitió el caso al consistorio de Fanlo, donde se anunció que se solicitará una declaración jurada especificando la residencia y domicilio habitual de los vecinos.

El censo de Fanlo asciende a 170 vecinos empadronados, cuando en realidad no viven más de seis meses al año 51 vecinos. Para César Ceresuela, portavoz de CHA, "en todos los pueblos hay un porcentaje de personas empadronadas que por diferentes motivos no viven ahí, pero ese porcentaje es del 10 ó 20 por ciento", explica. En Fanlo, ese porcentaje supera el 60 por ciento.

En Yeba, donde unos meses al año viven 2 personas, hay 33 empadronados. En Buisán no vive nadie y hay 17 empadronados y en Buerba 24, cuando no viven ni la mitad de ellos.

Dos vecinos de Fanlo, Iván Bernad y José Ramón Miranda, acompañaron a César Ceresuela en el momento de hacer público el caso de Fanlo. "Somos jóvenes y descendemos de Fanlo. Cuando hemos querido asentarnos en nuestro pueblo no nos han dejado", aseguran.

Explican que han comenzado con esta denuncia "por lo menos para intentar tener una posibilidad en las elecciones ya que el alcalde parte con 30 ó 40 votos de ventaja". Afirman que incluso hay vecinos empadronados que no tienen ni una casa en pie y que algunos de los nombres son totalmente desconocidos en la zona, al tratarse muchos de ellos de cazadores que acuden a Fanlo en ocasiones puntuales.

En la rueda de prensa en la que denunciaron este caso mostraron más de 30 firmas que han recogido en el municipio, de vecinos descontentos con la actuación del alcalde Horacio Palacio. "Muchos son mayores, del pueblo de toda la vida" y otros son jóvenes que se han querido instalar y no lo han conseguido. "Si no estás en la onda del alcalde te conviertes en su enemigo y eso significa perder un empleo en el Parque Nacional o no poder construirte tu casa", explica uno de ellos. César Ceresuela añade que el edil "hace y deshace como si el Parque fuera su cortijo."

La población está dividida entre los que apoyan al alcalde y los que critican su actitud a la hora de gestionar los recursos del municipio. El debate entre ambos bandos ha llegado a internet.
C.S.
Fuente: Crónica de Sobrarbe, abril de 2007
Tengo bajo los ojos este artículo y queria aportar mi opinión al respecto. Para empezar en este blogg, este articulo me parecia conveniente, ya que relata el primer paso importante que se realizó en el pueblo para movilizarnos e intentar recuperar nuestro protagonismo en la vida del valle.

Efectivamente, estos últimos años, la conducta del alcalde hacia los vecinos ha experimentado una metamorfosis espectacular. Hace unos años, el alcalde era el mismo que hoy en dia, pero tenia mas tacto con la gente que convive con él en el pueblo. Actualmente pasa olimpicamente de todos y se comporta como si el valle fuera suyo.

En sus juegos sucios de político sin escrúpulos, sacrificó el reten de Fanlo para ofrecer a otros municipios del entorno del Parque unos cuantos puestos de trabajo de mayor calidad. Al mismo tiempo conseguia deshacerse de unos jovenes molestos en su valle, y conseguir apoyos políticos de otros alcaldes a cambio de esas mejoras en sus retenes.

Como denunciaba hace unos meses en Radio Sobrarbe, al suprimir estos puestos de trabajo en el valle, el alcalde se ganó las iras de muchos vecinos, pero sobre todo, consiguió comprometer el presente y el futuro del pueblo. Fanlo, como muchos otros pueblos de la zona, tiene mucha más vida en verano. La presencia de estos jovenes permitía tener unas cuantas casas más abiertas durante unos meses. Ahora, en verano, pocos jovenes se atreven a subir a Fanlo. Sin trabajo, no hay vida. Por la mera presencia de estos jovenes que trabajaban en el Parque, otros se animaban y buscaban trabajos en el valle de Broto, por ejemplo. Por estar el hijo trabajando en Fanlo, algunas madres pasaban todas sus vacaciones de verano en el pueblo para cuidar del retoño. Habia más vida en el pueblo...

En mi caso, el trabajo en el retén me permitió crear unos lazos de amistad muy fuertes con los jovenes de Fanlo. Hasta que al final de una temporada, decidí quedarme. Ahora, otros han elegido también esa vida, y otros sueñan con dar el primer paso.

Al dia de hoy, la cólera hacia el alcalde alcanza su paroxismo. No dejaremos que nos arrebaten nuestros sueños. Las elecciones municipales podrian ser una oportunidad de cambio. Por desgracia, al igual que en otros muchos pueblos de España, el padrón de nuestro municipio no corresponde con la realidad. Si este truco tenia hace años como objetivo ayudar al ayuntamiento a conseguir los servicios básicos, hoy, no tiene otro fin que permitir al alcalde asegurar su reelección. Su trampa escatima nuestra representación, nos arrebata nuestro derecho a eligir libremente nuestro alcalde.

Así que les doy las gracias a los que firmaron esta petición dirigida a la INE, doy las gracias a la gente que inició esta movilización, y doy las gracias a Iván y José Ramón, por dar la cara y no quedarse atónitos frente a las cacicadas de Horacio Palacio....

1 comentario:

Paco dijo...

Bien traído el artículo y excelente comentario, Nico. Gracias por tu visión sobre el asunto. Un abrazo.